¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando la concentración de glucosa (azúcar) en la sangre es muy alta. La glucosa proviene de la descomposición de los alimentos que comemos, y es nuestra principal fuente de energía.

Con el tiempo, la diabetes puede causar graves problemas de salud, incluso enfermedad cardíaca, derrame, enfermedad de los riñones, problemas con los ojos y lesión de los nervios. Por fortuna, se puede controlar con alimentación, actividad física y medicamentos.

¿Cómo se produce la diabetes?

La glucosa es transportada en la sangre a las células de todo el cuerpo. Una hormona llamada insulina ayuda a transportar la glucosa a las células. Una vez que entra a las células, se usa para producir energía. Cuando el cuerpo tiene dificultad para transportarla a las células, la glucosa se acumula en la sangre y puede causar diabetes.

Hay dos tipos principales de diabetes: tipo 1 y tipo 2.

En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario ataca y destruye las células que producen la insulina. La falta de insulina causa que la glucosa se acumule en la sangre.

En la diabetes de tipo 2, el cuerpo no puede producir suficiente insulina o no puede emplearla eficazmente para transportar la glucosa a las células. La diabetes de tipo 2 es más común que la de tipo 1.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la diabetes tipo 2?

Los factores de riesgo para la diabetes tipo 2 incluyen tener más de 45 años de edad, antecedentes familiares de diabetes, sobrepeso u obesidad, y falta de actividad física. Las personas cuyos antecedentes familiares son afroestadounidenses, nativos de Alaska, indígenas estadounidenses, asiaticoestadounidenses, hispanos/latinos, o de las Islas del Pacífico corren un mayor riesgo de diabetes tipo 2.

Las personas con diagnóstico positivo al VIH tienen más probabilidades de tener diabetes tipo 2 que las personas sin VIH. Además, algunos medicamentos contra el VIH pueden aumentar el riesgo de diabetes tipo 2 en las personas con el VIH.


Puntos a resumir

  • La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando la concentración de glucosa (azúcar) en la sangre es muy alta. La glucosa proviene de la descomposición de los alimentos que comemos y es nuestra principal fuente de energía. Hay dos tipos principales de diabetes: diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2.
  • Las personas con el VIH tienen más probabilidad de padecer diabetes tipo 2 que las personas sin el VIH.
  • El uso de algunos medicamentos contra el VIH puede aumentar el riesgo de la diabetes tipo 2 en las personas con el VIH. Otros factores de riesgo de diabetes tipo 2 incluyen antecedentes familiares de diabetes, sobrepeso u obesidad y falta de actividad física.
  • Las personas con el VIH deben hacerse un examen de la concentración de glucosa en la sangre antes de comenzar a tomar medicamentos contra ese virus. Las personas con concentraciones de glucosa superiores a las normales quizás necesiten dejar de tomar algunos medicamentos contra el VIH y más bien reemplazarlos por otros apropiados.
  • La diabetes tipo 2 puede con frecuencia controlarse con una alimentación saludable y actividad física regular. Algunas personas tal vez necesiten tomar medicamentos para controlar la diabetes tipo 2 también.
Bryan Solis
Gente Positiva
Fuente: infosida.nih.gov