Investigadores de la Universidad de Columbia encontraron evidencia de que la menopausia exacerba la fatiga y los dolores musculares, dos de los síntomas más comunes entre los personas con VIH.

Según Rebecca Schnall y Mary Dickey Lindsay, profesoras de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Columbia, el estudio subraya la necesidad de que los proveedores de salud consideren la menopausia como un factor importante a la hora de tratar a las mujeres que envejecen con VIH, que a menudo es pasada por alto.

Dado el cambio demográfico en la epidemia del VIH, nuestros hallazgos son muy importantes tanto para las mujeres como para sus proveedores de salud. Si los profesionales pueden predecir, identificar y controlar mejor los síntomas que más pesan ​​en las mujeres con menopausia pueden mejorar su atención.

ABSTRACT


Researchers at Columbia University found evidence that fatigue and muscle aches — two of the most common symptoms among patients with HIV — are exacerbated by menopause.

Schnall and colleagues previously conducted a national survey with PLHIV in the U.S. to better understand how they are affected by HIV-associated non-AIDS conditions and symptoms. The most common symptoms participants reported were fatigue (8.6%), muscle aches (7.2%), depression (6.4%), anxiety (5.5%), difficulty staying asleep (5.5%) and difficulty falling asleep (5.3%).

A gender-based analysis showed that women experienced a higher burden of fatigue (P = .013) and muscle aches (P = .004) compared with men.
Previo a esta investigación, Schnall y colegas realizaron una encuesta en la que participaron 1.342 personas con VIH en los Estados Unidos (957 hombres y 385 mujeres) con la finalidad de comprender mejor cómo los síntomas y afecciones no relacionadas con el VIH afectan a estas personas.

Según informaron los participantes, los síntomas más comunes fueron fatiga (8,6%), dolores musculares (7,2%), depresión (6,4%), ansiedad (5,5%), dificultad para dormir toda la noche (5,5%) y dificultad para conciliar el sueño (5,3%). Un análisis mostró que las mujeres experimentaron una mayor carga de fatiga (P = .013) y dolores musculares (P = .004) en comparación con los hombres.
El estudio de las diferencias en la forma en que hombres y mujeres experimentan los síntomas del VIH es un enfoque emergente importante. Varios estudios han descrito los síntomas de la menopausia en mujeres con VIH, pero pocos han examinado si la menopausia podría ayudar a explicar la mayor gravedad de los síntomas de la enfermedad observados en las mujeres en comparación con los hombres.

A medida que el número de mujeres que entran en la menopausia se expande dentro de la cohorte de VIH es probable que se requiera de un equipo multidisciplinario y de nuevas guías para el manejo de la enfermedad en esta población específica.

Juan Rodríguez
Licenciado en Enfermería de la Universidad Hispanoamericana de Costa Rica (UH)
Miembro Fundador de Gente Positiva CR