El VIH, la Malaria y la Tuberculosis (TB) representan uno de los mayores retos para la humanidad en la segunda década del siglo XXI.

Cada año más de 1.7 millones de personas mueren a causa de la TB, 2.6 millones adquiere el virus de la inmunodeficiencia humana y alrededor de 225 millones de personas son diagnosticadas con Malaria. Colectivamente la TB, el VIH y la Malaria cobran la muerte de más de 5 millones de personas al año. Las razones radican en la gran heterogeneidad genética y en la capacidad de estos 3 patógenos de refugiarse a nivel intracelular.
Ensayos recientes han proporcionado datos que demuestran que es posible formular vacunas que pudieran prevenir estas infecciones, sin embargo, debido a su inestabilidad genética, gran variabilidad y capacidad de esconderse en el interior de las células huésped, han logrado eludir el desarrollo convencional de vacunas.
ABSTRACT

HIV, Malaria and Tuberculosis (TB) represent one of the greatest challenges for humanity in the second decade of the 21st century.

Every year more than 1.7 million people die from TB, 2.6 million people acquire the human immunodeficiency virus (HIV), and around 225 million people are diagnosed with malaria. Collectively, they kill more than 5 million people a year.

There is a close relationship between HIV, malaria and tuberculosis. People with HIV are 50 times more likely to have TB and malaria is much more common and aggressive in adults with HIV.

VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un retrovirus que se presenta en 2 tipos: VIH-1 y VIH 2 y que produce una infección para toda la vida al integrarse de forma inmediata y definitiva al genoma de las células hospedadoras.
El VIH destruye gradualmente el sistema inmunológico dañando los glóbulos blancos que protegen nuestro organismo de agentes infecciosos y cuerpos extraños. Con el transcurso del tiempo, y en ausencia de la medicación apropiada, el VIH puede evolucionar en el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (sida)la etapa más avanzada de la infección por VIH.
La secuencia genómica del virus es muy variable. La población mundial de los virus del VIH se divide en cuatro grupos principales: A, B, C y E que están sobre todo presentes en África, América del Norte y Europa, Asia y África, respectivamente. Dentro de cada grupo la variabilidad de las secuencias es todavía enorme, mientras el virus continúa evolucionando y mutando en cada persona que lo adquiere.

En Formas de Transmisión del VIH: Entre Mitos y Verdades encontrará amplia información sobre las vías de transmisión de este virus.

MALARIA

La malaria es una enfermedad grave causada por el parásito Plasmodium que ingresa en los humanos a través de la picadura de un mosquito. 

El mosquito inyecta el parásito en forma de esporozoito que rápidamente migra al hígado. Al cabo de seis o siete días es liberado en forma diferente: amerozoito el cual alcanza los glóbulos rojos y  se multiplica en su interior. 

Finalmente se genera una nueva forma del parásito (gametocito) en el hospedero humano y se transmite una vez más por los mosquitos a través de las picaduras. Plasmodium falciparum y Plasmodium vivax son los principales patógenos humanos.

A la infección por Malaria a menudo se le conoce con el nombre de: Paludismo.
TUBERCULOSIS (TB)

En mi artículo: Infecciones Oportunistas (IO): Cuando el recuento de CD4 cae mencioné que la TB es una infección bacteriana causada por el gérmen Mycobacterium tuberculosis, una bacteria aerobia descrita por primera vez en 1882 por el médico y microbiólogo alemán, Robert Koch, considerado el fundador de la bacteriología.

M. tuberculosis frecuentemente afecta los pulmones, donde penetra y crece en los macrófagos, y es transmisible de persona a persona a través del aire en forma de bacilos. La reactivación y posterior enfermedad pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico se debilita, como ocurre con la infección por VIH.

Al igual que otras infecciones bacterianas la TB es curable y se puede prevenir. Sin embargo, su tratamiento se ha visto complicado por la emergencia de tuberculosis resistente a múltiples drogas (MDRTB). La MDRTB es un desafío para la formulación de nuevas vacunas contra la tuberculosis.

La TB es, posiblemente, la enfermedad infecciosa más prevalente del mundo, y se diagnostica a través de una prueba seriada de muestras de esputo. Una radiografía de tórax es esencial en el diagnóstico de la enfermedad.

FONDO MUNDIAL

Fundado en 2002, el Fondo Mundial de lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria fue creado como una "reserva para la guerra" para enfrentar las tres enfermedades. Es un mecanismo de financiamiento internacional para asuntos de salud que reúne recursos de los gobiernos y fundaciones privadas, y los redistribuye a los programas nacionales y regionales de salud elegibles.

Los países deben ser elegibles por “dos períodos de elegibilidad” consecutivos (por ejemplo, años), para así ser elegibles al financiamiento del Fondo Mundial 

PELIGRO TRIPLE

Existe una estrecha relación entre el VIH, la Malaria y la TB.

La infección por VIH y la TB están tan íntimamente relacionadas que a menudo se habla de "co-epidemia" o de "epidemia dual" (TB/VIH - VIH/TB). Las personas con VIH tienen una probabilidad 50 veces mayor de padecer TB a lo largo de su vida en comparación con personas VIH negativas. El VIH también aumenta la probabilidad de recidiva en personas tratados anteriormente con TB. El 12% de las muertes mundiales por TB corresponden a personas positivas por VIH.

La Malaria es mucho más común y agresiva en adultos con VIH, además de serlo en las mujeres embarazados y en los niños. El tratamiento antimalárico es menos eficaz en la población positiva y la carga viral de estas personas es considerablemente más alta en presencia de ambas enfermedades.

Por otro lado, los niños cuyas madres son positivas por Malaria y por VIH corren mayor riesgo de ser prematuros, de tener bajo peso al nacer, e incluso de fallecer (en comparación con aquellos cuyas madres nunca adquirieron la Malaria).


Infecciones como la Tuberculosis lejos de desaparecer está cada vez más presente en el mundo debido a la resistencia que ha desarrollado a los medicamentos antibióticos. Para este autor es importante desarrollar nuevas estrategias terapéuticas que contemplen el tratamiento de estas enfermedades en conjunto, y no como hasta ahora se hace, a través del desarrollo de planes independientes.

El VIH, la Malaria y la TB se agravan una a la otra y su combinación tiene un impacto muy negativo en los sistemas de salud de los países más pobres. Éstas se empeñan en buscarse y en actuar juntas por el organismo.

Juan Rodríguez
Licenciado en Enfermería de la Universidad Hispanoamericana de Costa Rica (UH)
Miembro Fundador de Gente Positiva CR