Un medicamento que es estudiado como tratamiento oncológico parece que podría convertirse también en la cura contra el VIH, según han revelado analisis recientes del Instituto Peter Doherty de Infección e Inmunidad de Melbourne en Australia.

El fármaco en estudio es Keytruda de Merck & Co Inc que es usado justamente en personas que viven con VIH y que también padecen cáncer, y es justo con sus resultados que se está descubriendo que la inmunoterapia podría ayudar a desplazar el virus de las células inmunitarias humanas.

Estos resultados son los que han intrigado a la comunidad científica quienes aseguran se abre un área de estudio intrigante para el tratamiento de la infección crónica por VIH. 

"El pembrolizumab (como también se conoce el keytruda) fue capaz de perturbar el reservorio del VIH", afirmó en un comunicado la profesora Sharon Lewin, directora del Instituto.

Es decir que no solo estarían neutralizando el virus, si no que lo estaría desplazando de las células.

Funcionamiento 

Este medicamento se trata de un anticuerpo monoclonal que fue creado para que el sistema inmunitario del organismo se pueda defender del cáncer, esto lo hace  mediante el bloqueo de una proteína conocida como receptor de muerte programada (PD-1) utilizada por los tumores para evadir las células que combaten la enfermedad.

Entonces una vez en el cuerpo se da la liberación de los frenos moleculares, o puntos de control, que los tumores utilizan para evitar el sistema inmunitario del organismo, permitiendo que las células inmunitarias reconozcan y ataquen a las células cancerosas del mismo modo que combaten las infecciones causadas por bacterias o virus.



Ese mecanismo es lo que estaría permitiendo que sea más efectivo que los antirretrovirales que son los usados en la actualidad y que permiten las personas que viven VIH llevar una vida normal sin que esto signifique que elimine completamente el virus del organismo

Sin embargo en el estudio, publicado por Science Translational Medicine, el resultado es mejor, ya que participaron 32 personas con cáncer y VIH que también estaban siendo tratados con medicamentos antivirales eficaces. 

Y al realizar el análisis de sangre de los mismos antes y después del tratamiento con pembrolizumab se vio cómo el virus era desplazado.

La profesora Lewin dijo que se seguirá trabajando con las muestras para comprender cómo el pembrolizumab modifica la respuesta inmunitaria al VIH. Dijo que los investigadores esperan que "acelere el sistema inmunitario para eliminar las células infectadas por el VIH del mismo modo que lo hace con el cáncer".  

Periodista
Jarmon Noguera
Editor
Bryan Solís