No tiene nada de raro que un diagnóstico de VIH haga sentir a una persona indeseable, especialmente en los meses que preceden el momento en que se recibe la noticia. Es como un bloqueo, francamente. Muchos lo describen como aquella sensación de que el mundo se te viene encima y no hay escapatoria.

Conforme pasa el tiempo y la "herida" empieza a sanar, comienzas a darte cuenta que la vida puede ser igual o mejor de como era antes, con sus altos y sus bajos, con sus alegrías y sus penas, y con buena salud. No obstante, aquella pregunta que nos hicimos al principio aún sigue ahí: ¿Y ahora quién me va a amar?

La ecuación Indetectable = Intransmisible (I=I) no es tan nueva como parece. En el 2008, en la Declaración de Suiza ya se leía que:
Si usted es una persona que vive con el VIH, está consistentemente en tratamiento antirretroviral (ARV), su carga viral ha sido indetectable durante al menos seis meses, y no tiene otras infecciones de transmisión sexual (ITS), no es necesario usar condones durante las relaciones sexuales. [Dr. Pietro Vernazz]
Desde entonces hemos observado más de 150.000 actos sexuales sin uso de barreras de látex en parejas sero-discordantes sin una sola transmisión del virus, donde la única táctica empleada fue el estar sostenidamente en Terapia Antirretroviral Altamente Activa (TARGA).
ABSTRACT

It´s not uncommon for a HIV diagnosis to make you feel undesirable, particularly after the diagnosis. Frankly, it´s a bit of a cock block. After the dust settles on a HIV diagnosis and you begin to realize life can be just as healthy as before, you may then contend with the thought- who´s going to love me now?

Since 2008, we have observed over 150,000 acts of condomless sex in serodiscordant partners with zero attributable transmissions. The only HIV prevention tactic employed in all studies was being on sustained and consistent treatment. 

How sexual practices have changed in the era of prevention strategies such as TasP, PrEP, PEP, and U=U remains to be seen in full. Thus, this month,  I spoke to Jason and Jack who are navigating a serodiscordant relationship. Jason was diagnosed with HIV back in February 2018 shortly after moving from a conservative country.

ENTREVISTA A PROFUNDIDAD

En el marco del mes de la diversidad me reuní con Jason y Jack, una pareja sero-discordante, para hablar sobre amor, VIH y diversidad. Jason y Jack han estado juntos por al menos 2 años. Jason fue diagnosticado VIH positivo en febrero de 2018 poco después de mudarse desde un país sumamente conservador, y fue así como conoció a Jack.

Juan: ¿Cómo se conocieron?

Jack: En el supermercado.

Jason: No mienta Jack, nos conocimos por grindr.

Juan: ¿Qué pasó por sus mentes cuando Jason fue diagnosticado?

Jason: "Me voy a morir" fue lo primero que pensé. Pensé que era el fin. No sabía casi nada del VIH. Tuve que decírselo a Jack inmediatamente ya que habíamos tenido sexo sin protección y me preocupaba él. La pasé muy mal. No comía ni dormía.
Jack: Te quedas congelado. Piensas que debe tratarse de un error y que todo va a estar bien. Yo asumí que entonces yo también lo tenía y que más bien yo se lo había transmitido a él. Le agradecí que me lo hubiera dicho en el momento y en realidad lo que hicimos fue pasar días en cama procesando la noticia. 

Jason: A mí me pasó que recibí muchísima información y apoyo de mi consejero y progresivamente las ideas negativas que tenía fueron desapareciendo. Estoy en tratamiento y mi carga viral es indetectable.

Juan: ¿Cómo ha cambiado su vida sexual como pareja con el diagnóstico?

Jason: Enterarme que estaba positivo como que me apagó sexualmente. Mi líbido se cayó por completo. No quería hacer nada, sexualmente hablando, y en realidad fue algo que nos causó algunos problemas porque mi líbido siempre había sido muy alto. Físicamente había respuesta, pero mi mente estaba en otro lugar pensando en toda esta situación.

Jack: Ayudarme a entender cómo el diagnóstico afecta el líbido es en lo que más hemos trabajado como pareja. Mucho de eso ha sido el tranquilizarme sabiendo que no tiene nada que ver conmigo, que él sí se siente atraído por mí y que quiere estar conmigo.

Juan: ¿Alguna vez han tenido algún temor asociado a las relaciones sexuales?

Jason: Al principio me daba mucho miedo tranmitírselo a Jack. Era un temor que tenía siempre. ¿Qué tal y si se lo paso?

Jack: Por alguna razón yo nunca tuve miedo. Creo que parte de las razones es que yo lo amo y no nunca me importó estar con él. Yo he leído mucho en todo este tiempo, especialmente acerca de parejas serodiscordantes como nosotros, y me he sentido mucho mejor después de eso. No hay nada a lo que le tema. He leído, más bien, que es una situación más común de lo que yo pensaba. Me sorprendí muchísimo de la cantidad de parejas en la misma condición. 

Juan: ¿Siempre tuvieron esa actitud tan positiva con respecto a la transmisión del virus?

Jack: Yo creo que no. Me parece que fue algo que se fue dando con el tiempo. Yo no entendía en su totalidad lo que significaba intransmisible. Una vez vi una botella que decía: "PrEP" en la casa de mi antigua pareja pero no me atreví a preguntarle qué era. Al final pensé que eran medicamentos para el VIH y me asusté mucho. Ahora que entiendo más me doy cuenta que el tratamiento para el VIH es una cosa buena.

Juan: ¿Qué piensan del mensaje Indetectable = Intransmisible?

Jack: A mí me encanta. Es parte de las razones por las que no tengo ningún temor de estar con Jason. Si tu carga viral en sangre es indetectable, y te tomas tu medicación como está indicada, no transmites el virus. O sea, a mí los que me dan miedo son los que no se han hecho la prueba o los que creen que son negativos, porque esos no están en tratamiento ni están indetectable. Es decir, ellos sí transmiten el virus y así es como las personas lo adquieren muchas veces. Le temen más a los que están positivos, cuando debería ser al revés, pero es parte del estigma que persiste.

Jason: A mí me costó digerirlo al principio. Por todo lo malo que a uno le dicen, no cabía en mi cabeza que mi cuerpo pudiese controlar el virus con el medicamento. Te llegas a sentir mal y hasta sientes como que eres un peligro para la humanidad. En la cultura de donde yo vengo se cree que si uno adquiere el VIH lo va a pasar a otros. Hay demasiada publicidad negativa. Erroneamente nos enseñan a tenerle mucho miedo a la enfermedad y a los que lo que la han adquirido. 
Todos necesitamos que en algún momento nos digan que si alguien toma su medicación y llega a ser indetectable eso significa que no transmite el virus.
Juan: ¿Cuáles son sus estrategias para prevenir el VIH?

Jason: Al puro principio tratamos de usar condones.

Jack: No siempre los usábamos, pero con toda la información que obtuvimos el único método que consistentemente hemos usado es el tratamiento de Jason.

Juan: ¿Has considerado tomar PrEP?

Jack: Sí, la verdad que sí. Pronto tengo una cita para hablar de PrEP. No siento que lo necesitemos, pero no estaría mal tomarlo tampoco. Queremos disfrutar a plenitud de nuestra sexualidad.

Juan: ¿Hay algo más que les gustaría compartir con otras parejas sero-discordantes?

Jason: No tengan miedo. Busquen información y aprenden todo lo que puedan. La información es poder y ayuda a sobrellevar el diagnóstico de una mejor manera, más fácilmente. Segundo, si están en una relación sean lo más abierto posibles porque van a necesitar apoyo. Tener a una pareja, a un amigo, a un consejero o a alguien que los escuche y los entienda es muy importante, alguien con el que puedan hablar cuando lo necesiten, alguien que esté ahí para ustedes. No olviden tomar su tratamiento siempre. Hágan una rutina. No se queden sin pastillas nunca porque eso es lo único que los protege del VIH, y a su vez protege a sus seres queridos también.

Jack: Edúquense mucho. La gente aún cree que el sida y VIH son lo mismo.
Desde la incorporación de estrategias como: "Tratamiento como Prevención", "PrEP", "PEP" e "I=I" seguimos sin ver cuánto han cambiado las prácticas sexuales en su totalidad, pero lo cierto del caso es que la educación proveída a lo largo de estos años ha significado una reducción significativa en el estigma y la discriminación entorno al diagnóstico.

Juan Rodríguez
Licenciado en Enfermería de la Universidad Hispanoamericana de Costa Rica (UH)
Miembro Fundador de Gente Positiva CR