Científicos de Harvard trabajando contra el VIH

Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard logró tener éxito temprano en las pruebas de una vacuna que atacará múltiples cepas del VIH en seres humanos. Es decir, sí, ya fue probada en personas.



Todos aquellos que recibieron la vacuna tuvieron respuestas inmunes ante el VIH; y alrededor del 80% de los sujetos de prueba, de hecho, tuvieron respuestas inmunes más avanzadas. Y las pruebas en monos no fueron menos alentadoras. Esta vacuna protegió al 67% de los monos rhesus que la probaron.




 ¿Entonces ya hay vacuna contra el VIH? Por el momento no.

Qué más quisiéramos que decir que sí; pero obviamente es un proceso largo. Por ahora, se necesitan más pruebas probando el fármaco para saber; en realidad, la eficacia que tiene en diversos seres humanos. Por ahora; los científicos van a probar la vacuna en 2,600 mujeres africanas que tienen un altísimo riesgo de contraer VIH. No es fácil llegar tan lejos.

Aunque no es la única vacuna que ha llegado hasta esta prueba. De hecho, es la quinta. Las demás fueron descartadas justo en esta fase porque no fueron efectivas. Pero se tiene fe en esta vacuna; puesto que es un mosaico que tiene un poco de diversas cepas del virus. O sea, la idea es que protegerá a las personas de casi cualquier cepa del VIH; a diferencia de los otros cuatro intentos, que eran contra una cepa específica.


En este momento el preservativo es la única barrera que evita la transmisión sexual del VIH y otras infecciones de transmisión sexual. Para usarlo correctamente es necesario:


Comprobar que no tenga aire ni esté vencido.
Todos los preservativos tienen fecha de vencimiento y es importante chequearlo antes de usarlos. También, que el sobrecito contenga aire para comprobar que no esté deteriorado.

Poner el preservativo una vez que el pene esté completamente erecto.
De este modo el preservativo se mantiene en su lugar durante toda la relación sexual.

Sacar el aire de la punta.
Antes de desenrollarlo y una vez que está apoyado sobre el pene erecto, se recomienda apretar la punta para sacar el aire. Esto evitará que se derrame semen.

El preservativo se debe desenrollar fácilmente.
Si no se puede desenrollar hasta la base del pene, es porque se colocó del lado equivocado. En este caso, hay que tirar el preservativo y empezar con uno nuevo.

Usarlo de principio a fin.
Esto incluye juegos previos, sexo oral y quiere decir que se usa desde la erección hasta después de la eyaculación.

No esperar para sacar el preservativo.
Se recomienda hacerlo una vez que el varón haya eyaculado y antes de perder la erección para evitar que el semen se derrame.

Hacer un nudo y tirar a la basura.
El preservativo no debe tirarse al inodoro para evitar taparlo.